domingo, 1 de febrero de 2015

Hermano: cuando veas que mis pies se hunden en el fango del camino angosto : ¡AVÍSAME!