miércoles, 5 de noviembre de 2014

La Fraternidad Internacional de la OFS se compromete a profundizar en su propia gestión

La Fraternidad Internacional de la OFS se compromete a profundizar en su propia gestión

El Capítulo General de la OFS ha abordado hoy el tema principal de su asamblea, al comenzar a reflexionar sobre su propia gestión, teniendo en cuenta los diferentes niveles que la hacen, si cabe, más compleja.
Benedetto Lino y Tibor Kauser fueron los provocadores, poniendo sobre la mesa la necesidad de una profunda auto-reflexión que tiene este momento como punto de partida. La exposición dejó muy claro que la mejora de la gestión no es sinónimo de aumentar la burocracia.
Benedetto recordó como, tras varios siglos dividida, la OFS ha recuperado hace apenas unas décadas su propia autonomía. Sin embargo, hay todavía formas de actuar que proceden de la época anterior, por lo que son necesarias formas nuevas y creativas adaptadas a las nuevas y cambiantes realidades.
Por su parte, Tibor recordó que la gestión más importante es la conversión a Cristo de los franciscanos seglares, por lo que ésta debe partir del corazón de los hermanos. Pero también habló de algunos aspectos prácticos, en especial del papel del viceministro en todos los niveles, del que hay un total desconocimiento y es fuente de muchos de los problemas de organización en los consejos.
Los capitulares han podido debatir la ponencia e incluso comenzar a pensar en propuestas concretas en los grupos de trabajo y, posteriormente, la asamblea plenaria ha intercambiado las diferentes ideas.
La principal conclusión y compromiso del Capítulo es que se abre un importante tiempo de reflexión, que debe alcanzar todos los niveles de la Orden, desde el internacional al local, para dar respuesta a las nuevas necesidades de gestión.