miércoles, 20 de marzo de 2013

Lealtad franciscana a Roma y crítica profética

 
 
 
Es una característica especial de San Francisco de
Asís, que quería vivir su nueva vida en la Iglesia  y con
la Iglesia. 
 
 
Por esto, lo distinguían un gran amor y
respeto hacia el Papa.
 
Sin embargo, existieron varias oportunidades en la vida del santo en las cuales no podía aceptar los decretos de la Iglesia romana. 
 
El ejemplo más claro de esto, es su rechazo público de
la 5a cruzada (1217 - 1221) que fue organizada por
el papa Honorio III. 
 
Esto no era compatible con el espíritu del Evangelio, que Francisco convirtió en la “forma de su vida”. 
 
La lealtad hacia la Iglesia, no nos releva de la obligación discernir de medir su actitud concreta en el espíritu del Evangelio. 
 
Esto es parte de la tarea profética, sobre todo de la Vida
Consagrada; sin eso la Iglesia no puede ser la “ecc
lesia semper reformanda” (iglesia en constante
renovación). 
 
 
CCFMC, Lección 25, E 2