viernes, 15 de marzo de 2013

El Santo Padre Francisco salvó a muchos-

El ex sacerdote, que renunció a los hábitos luego de varias reconvenciones de Joseph Ratzinger, cuando dirigía la Congregación para la Doctrina de la Fe, apoya la designación del argentino y resalta el nombre que eligió.
El teólogo brasileño Leonardo Boff, uno de los exponentes de la Teología de la Liberación, salió a respaldar al flamante papa Francisco y aseguró no creer en las acusaciones que lo vinculan con la última dictadura cívico-militar. "No me constan las denuncias sobre él y su relación con los militares. Hasta ahora, no se investigó nada concreto. Al contrario, (él) salvó y escondió a muchos perseguidos por la dictadura militar", afirmó el ex fraile franciscano acerca del rol de Jorge Mario Bergoglio durante la dictadura.
Boff también se remitió a lo dicho por Adolfo Pérez Esquivel. Después de la elección del nuevo Papa, el Premio Nobel de la Paz dijo no creer "que Bergoglio haya sido cómplice de la dictadura", aunque aclaró que al nuevo Papa "le faltó coraje para acompañar nuestra lucha". "Me oriento por las palabras de Pérez Esquivel, quien fue duramente torturado y conoce bien a Bergoglio", aseguró Boff, que vio por primera vez al ex arzobispo de Buenos Aires a comienzos de los años '70.
Boff, autor de varios ensayos contra el celibato, no sólo defendió a Bergoglio, sino que también lo describió como un hombre de "mucha espiritualidad, un jesuita muy estudioso, de buen nivel cultural, extremadamente sencillo, hasta el punto de que cocina su propia comida".
"El cardenal Bergoglio hablaba con el padre Jerónimo Podestá y con su esposa, Clelia Luro", contó Boff. Podestá y Luro protagonizaron una larga batalla por la abolición del celibato en la década del '70. Ambos recibieron el apoyo de sectores de la Iglesia brasileña y del propio Helder Cámara, uno de los arzobispos más identificados con la Teología de la Liberación.
Boff también consideró que "no tiene mucho sentido" definir al nuevo Papa como una persona "progresista o conservadora". "Se dice que Bergoglio es conservador. No sé si esto es completamente así, pero él ya había sido el candidato alternativo a la figura de Ratzinger en el cónclave de 2005. Ahora el papa Francisco debe ser el hombre que construya la Iglesia superadora de la que nos dejó Benedicto XVI", señaló el teólogo brasileño, quien agregó que no estaría sorprendido si Bergoglio encarara "un amplio debate sobre celibato y otras cuestiones polémicas".
Además, Boff destacó que la elección del nombre Francisco "fue muy feliz". "Es el nombre de la esperanza. El cardenal Bergoglio, un hombre conocido por su simplicidad, un hombre que ahora nos está demostrando tener sabiduría, eligiendo ese nombre nos está marcando un programa que anuncia esperanza para la Iglesia", concluyó el teólogo.
Leonardo Boff fue fraile franciscano hasta comienzos de los años '90. En ese momento, dejó los hábitos luego de haber sido condenado a "silencio" por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, quien posteriormente sería el papa Benedicto XVI. «
Ansa y dpa