martes, 19 de marzo de 2013

Carta remitida a la Tribuna de Albacete



#

PAPA FRANCISCO

Y SE LLAMA FRANCISCO…
Hubo sorpresa el 13 del 3 del 13 en La Plaza del Vaticano. Esperábamos conocer al nuevo Papa y no pudimos al principio identificar su nombre de bautismo, sonaba a cardenal desconocido. Retumbó como familiar, sin embargo, el elegido para su nuevo ministerio: “FRANCESCO”. Familiar pero sorprendente. Porque es un nombre que evoca otra cosa muy distinta al poder y relevancia asociados al Prelado de Roma. “En honor de Francisco de Asís” parece que dijo en la Capilla Sixtina. Quizás te preguntas porqué. Permíteme presentarse a ese primer Francisco: joven rico de familia bien, con una ajetreada vida social y popular en su pueblo… pero, de corazón vacío. Se puso en camino, en búsqueda de plenitud de espíritu y oyó una voz que le dio respuestas: “Francisco, repara mi iglesia que amenaza ruina”. Obedeció sin titubeo. Desde ese momento su vida fue transcripción del Evangelio al pie de la letra. Su vivir se hizo sencillo, desapropiado, fraterno, alegre, profundo. Todo ser entorno suyo se convirtió en hermano y miles de personas vieron luz en su camino. Francisco de Asís reparó la Iglesia llenándose de Jesucristo y haciéndose transparencia de Su Ser y de Su Amor. Quizás este sea el plan de viaje que nuestro nuevo Santo Padre propone con el nombre elegido. Ya lo ha dicho claro: “CAMINEMOS JUNTOS EN FRATERNIDAD, ORAD POR MI PARA QUE EL SEÑOR ME BENDIGA”. Más claro aún al manifestar su anhelo de una Iglesia pobre y para los pobres. Deseo preferencial y no exclusividad que nace del encuentro con Jesús-el-Cristo pobre en Belén y más pobre aún en la cruz. El Papa Francisco nos invita a ser instrumentos de paz, de reconciliación y de empatía con el que nos necesita. Invita a la Iglesia a volver a su misión primera: dar buenas noticias. Unamos nuestro rumbo y oraciones para bien de la Iglesia, dejémonos bendecir y transformar por Dios para bien de nuestro mundo.
Damos las gracias a Su Santidad en nombre de la Fraternidad Franciscana Seglar de Albacete por su deseo de poner la Iglesia en camino tras los pasos del “pequeñuelo de Asís”. Y a ti te deseamos Paz y Bien. Recuerda que estamos a tu disposición en la Parroquia de San Francisco.
María Jesús Pérez Bango, responsable de formación Orden Franciscana Seglar de Albacete.

MARIA JESUS | 18/03/2013