lunes, 5 de noviembre de 2012

 Más abajo reproduzco una noticia, de tierras lejanas de Mozambique, os preguntareis, que relación tiene Albacete con Mozambique, pues mucha, mirar:

  • Desde hace muchos años colaboramos con el Padre Javier ,OFM ,todos los meses con una aportación económica,ayudando su labor misionera Actualmente son dos los franciscanos de la provincia Cartaginense que siguen en este continente africano: Francisco Gálvez Pérez en Togo (África occidental) y Francisco Javier Pérez Zabala en Mozambique.(el de la camisa amarilla es el Padre Javier)

       

    El pasado 14 de Octubre recibimos la visita fraterna de nuestro querido Padre Javier, fue todo un acontecimiento y una alegría tremenda, para colaborar en la formación de nuestros Hermanos de la OFS,le donamos diversos materiales, entre ellos la regla y las constituciones.

     

    Que el Señor bendiga tu trabajo,

    que sus frutos abonen aquella tierra,

    que la luz ilumine vuestros pasos.

    Y que el manto de nuestra Madre,

    os cubra y os proteja en todo momento.

    Que así sea.

     

    (Elevamos al cielo esta plegaria desde la fraternidad de Albacete.) 






                                  ++++++++++++++++++++++++

En las dos últimas semanas de octubre de 2012, la Custodia de Santa Clara de Mozambique ha organizado algunos encuentros de formación para la Familia Franciscana sobre el tema de la Nueva Evangelización. Los hermanos (unos cincuenta) se reunieron en las tres zonas en las que está subdividida la Custodia (Beira al Norte, Inhambane al Centro, Maputo al Sur), y se confrontaron con el tema, que en los mismos días, fue objeto de estudio del Sínodo de los Obispos en Roma. Ayudados de Fr. Massimo Tedoldi, SGME, han reflexionado y han confrontado las exigencias de la NE con la obra de evangelización y misión que están vivenciando en su trabajo pastoral (parroquias, escuelas, obras sociales y caritativas…). En cada una de las tres zonas, también los Franciscanos seglares – que son muy numerosos y activos – se reunieron y se interrogaron sobre cómo acoger lo “nuevo” que la Iglesia espera de nosotros los Franciscanos.
La visita a las Hermanas Clarisas de Chidenguele, además, puso en evidencia la importancia de la vida contemplativa para la perenne novedad de la evangelización. El último encuentro se llevó a cabo con los diez estudiantes de filosofía y de teología del Convento de San Buenaventura en Maputo.
la importancia de la vida contemplativa para la perenne novedad de la evangelización. El último encuentro se llevó a cabo con los diez estudiantes de filosofía y de teología del Convento de San Buenaventura en Maputo.