lunes, 11 de abril de 2011

CLARISAS 800 AÑOS


“Clara de Asís: 800 años de la consagración”

Del 16 de abril de 2011 al 11 de agosto de 2012.

El 16 de abril a las 19.00 horas Vísperas en la Catedral de S. Rufino y después sigue la procesión hacia la Porciúncula para la apertura del Centenario “Clara de Asís: 800 años de la consagración”.

A su vez, tendrá lugar un Seminario de estudio: Clara de Asís: de la hagiografía a la historia. La jornada de estudio se tendrá el 7 de abril de 2011 en la Universidad de Salento en Italia con ocasión de la presentación del libro de Marco Guida: Una leyenda en busca de autor: la Vida de santa Clara de Asís.

La noche del Domingo de Ramos de 1211 (según algunos 1212), una joven noble de Asís huyó de la casa paterna para llegar a escondidas a la pequeña iglesia de la Porciúncula (Asís), donde vivía Francisco con sus hermanos, con el deseo de seguir su ideal evangélico. Aquí, con el cabello tonsurado, comenzó una vida de penitencia y de consagración para entonces inusual y original. El inicio de la conversión de Clara de Asís, para las fuentes que poseemos, se recoge todo en torno a este episodio. El tiempo penitencial de la joven asisiense continuará primero en el Monasterio de las Benedictinas de San Pablo de las Abadesas y en la Iglesia de San Ángel de Panzo, finalmente terminará su breve trayecto en la Iglesia de San Damián en Asís. Aquí Clara acogerá inmediatamente varias jóvenes del lugar, animadas por su mismo deseo, y muy pronto el movimiento involucrará mujeres de diversos estratos sociales de todo el continente europeo. La originalidad de la institución evangélica de santa Clara es notable, impresiona entre otras cosas que haya sido la primera mujer medieval en redactar una regla para mujeres. Por lo tanto, se trata de un movimiento de extraordinaria importancia para la vida de la Iglesia y del mundo.

Nos encontramos ahora en la feliz ocasión de celebrar los ochocientos años de aquel acontecimiento fundamental. En el espíritu de Clara, la cual escribió a Santa Inés de Praga de «mantener siempre frente a los ojos el punto de partida» (2CtaCl, 11), queremos celebrarlo trayendo a la memoria el inicio de nuestro tiempo de conversión y la necesidad de vivir en una continua tensión hacia la santidad. El centenario tendrá momentos celebrativos y momentos de mayor valor cultural y espiritual. El primer evento será es una vigilia que se llevará a cabo, en gran parte, de manera procesional en Asís el próximo 16 de abril 2011. La celebración tendrá un primer momento en la catedral de San Rufino en Asís, en donde será recordada la entrega de las Palmas en Santa Clara, después, en procesión, con una estación (statio) en el Protomonasterio de Santa Clara, se continuará hacia la Porciúncula, en donde el Ministro General de la Orden de los Hermanos Menores, sucesor de san Francisco, recibirá a los participantes y concluirá la vigilia.

Las celebraciones tendrán otros momentos importantes, como la Fiesta del Domingo de Ramos el año próximo, y se concluirán el 11 de agosto de 2012 con las celebraciones solemnes en los lugares clarianos por excelencia: la Basílica Papal de Santa María de los Ángeles en la Porciúncula, San Damián, la Basílica de Santa Clara de Asís.

El centenario tendrá también diversos momentos de profundización cultural en los santuarios clarianos.

El próximo septiembre se tendría una semana de estudios dedicada a santa Clara (en colaboración con el Instituto Teológico de Asís) en la Basílica de Santa María de los Ángeles en la Porciúncula; posteriormente se montará una doble exposición con la finalidad de ilustrar el significado histórico y actual del carisma clariano, en Santa María de los Ángeles en la primavera de 1212; se desarrollarán – siempre en Santa María de los Ángeles en la primavera de 1212 – dos congresos internacionales para los asistentes de la Orden de santa Clara y de las presidentas de las Federaciones de la Orden de santa Clara.

Están previstos, finalmente, conciertos celebrativos y jornadas de reflexión. El centenario terminará con un congreso en la Porciúncula el 11 de agosto de 1212 y la dedicación de un claustro del santuario de la Porciúncula precisamente a santa Clara.