domingo, 21 de febrero de 2016

El pasado sábado, la ministra de zona Hna.Andrea y el Hno.Jose Luis, asistieron al capítulo lectivo de la fraternidad de la OFS de Albacete.Con la asistencia de 22 hermano, se llevo a cabo el la elección del Consejo:

Ministro.: Hno. Gerardo
Viceministro: Hno. Eugenio
Secretaria: Hna. Natalia.
Formación: Hna. Antonia Torres
Tesorera: Hna. María Jesus Pérez

Se nombraron también dos vocalías:

Acción Social: Hno. Tino
Promoción vocacional: Hno. Miguel, que estaba de viaje en la reunión nacional de la OFS, y tras su elección se contactó con él por teléfono aceptando esta vocalía.








NUESTRAS SEÑAS DE IDENTIDAD


jueves, 4 de febrero de 2016

¡¡¡¡Para poner en práctica!!!

Modos simples y realistas de "llevar el Evangelio a la vida" está Cuaresma.
Para ayunar y practicar la misericordia.

miércoles, 27 de enero de 2016

CONSEJO 2016-2019 DE LA FRATERNIDAD DE ALBACETE DE LA ORDEN FRANCISCANA SEGLAR

El pasado sábado, la ministra de zona Hna.Andrea y el Hno.Jose Luis, asistieron al capítulo lectivo de la fraternidad de la OFS de Albacete.Con la asistencia de 22 hermano, se llevo a cabo el la elección del Consejo:

Ministro.:Hno.Gerardo
Viceministro:Hno.Eugenio
Secretaria:Hna.Natalia.
Formación:Hna.Antonia
Tesorera:Hna.María Jesús

Se nombraron también dos vocalías:

Acción Social: Hno.Tino
Promoción vocacional:Hno.Miguel, que estaba de viaje en la reunión nacional de la OFS, y tras su elección se contactó con él por teléfono aceptando esta vocalía.








jueves, 24 de diciembre de 2015

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2016

A cada uno de vosotros mi abrazo fraterno y mis deseos, para ti y los tuyos de Paz y Bien, y de felicidad para esta Navidad y un próspero año 2016.


viernes, 27 de noviembre de 2015

Fr.Santiago Agrelo Martinez

Desde la pobreza a la Navidad:

Nuestra preparación para la Navidad la comenzamos suplicando: “A ti, Señor, levanto 

mi alma”. 

Suplicando, nos disponemos a escuchar la palabra del evangelio: “Muéstranos, Señor, 

tu misericordia y danos tu salvación”. 

Y al comulgar, el Cuerpo de Cristo, que nos recibe y recibimos, es certeza de que 

nuestra súplica ha sido escuchada, de que “el Señor nos dará la lluvia y nuestra tierra dará su 

fruto”, pues hemos comulgado la divina misericordia, hemos recibido la salvación.

No habrá Navidad para mí si no la pido. No le abriré al Señor la puerta de mi vida si no 

deseo que entre en ella. No me inundará la alegría de su presencia si no he experimentado el 

vacío de su ausencia.

Los enfermos, los parados, los desahuciados, los emigrantes, los sobrantes, los 

hambrientos de pan y de justicia, los sedientos de misericordia y de perdón, los que han visto 

amenazadas por el exceso del dolor la fe y la esperanza, ésos son humanidad para el Adviento, 

humanidad necesitada de Navidad, de que venga para ella con la justicia la paz, humanidad 

abierta al anuncio de la gran alegría que se llama Jesús.

Fuera de la pobreza no hay Adviento. Fuera de la pobreza no habrá Navidad.

Con lo cual queda dicho que, si no conozco por mi propia condición las angustias de los 

pobres, habré de conocerlas necesariamente por comunión con quienes las padecen. Es éste 

un gran misterio: si quiero comulgar con Cristo, si quiero desear su venida, si quiero abrirle las 

puertas de mi casa, tendré que abrirlas de par en par a los pobres, comulgar con ellos, y desear 

con ellos que ilumine nuestras vidas la luz de la Navidad.

Feliz Adviento.


martes, 17 de noviembre de 2015

ORACIÓN COMUNITARIA OFS FRATERNIDAD DE ALBACETE

Paz y bien Hnos,

Estamos a punto de concluir, un día importante para nosotros, no me atrevo a decir, "¡nuestro día!".

Realmente no sería cierto, el carisma franciscano-clariano es universal, y como no puede ser de otra forma, nuestra patrona Sta.Isabel de Hungría, es un testigo y un ejemplo a seguir para hombres y mujeres de todos los tiempos, de todas las creencias, permitidme que diga, que, ella es un testigo, un modelo, un paradigma, hasta para personas, para hermanos nuestros de otras religiones, e incluso para no creyentes.

Sus valores son el servicio y el cuidado de los enfermos y de los pobres entre los pobres, además de la oración, mujer hecha oración.

Un ejemplo que quiero resaltar, es lo mucho que se puede hacer en poco tiempo, con sólo 24 años, repito 24 años, esta mujer, su virtud, su dejarse, su saber hacer, ha marcado la vida de millones de personas.

Nuestra fraternidad, finaliza la jornada con una oración comunitaria, hemos seguido este esquema:



Aquí tenéis unas fotos, la oración fue preparada por el Hno.Tino,Ministro de la fraternidad y por el Hno.Miguel, Secretario del Consejo.







Finalizamos la jornada con una Eucaristía, predicada por el Padre José Arenas Sabán, en unos días podré las fotos y el audio de la ceremonia.

CANCION SANTA ISABEL

Patrona de la Orden Franciscana Seglar-Oración de Vísperas




I Vísperas

Himno
Si el mundo te brindó estrellas
y el amor hondos rosales,
el mundo fue para ti
vanidad de vanidades.

Y si el oro sus destellos
y la almena su paisaje,
el mundo fue para ti
vanidad de vanidades.

Nada mancilló tus aguas,
nadie quebró tus andares,
pues fue el mundo para ti
vanidad de vanidades.

Danos, Isabel, gustar
pobreza y cruz a raudales;
danos saber que es el mundo
vanidad de vanidades.

Al Padre Santo y al Hijo
y al Espiritu alabadles,
desde un mundo que rebosa
vanidad de vanidades.Amen.



 

FELIZ DÍA DE SANTA ISABEL DE HUNGRIA

SANTA ISABEL DE HUNGRÍA. Hija del rey Andrés II de Hungría, nació el año 1207 en Bratislava. A los 14 años se desposó con Luis IV, Landgrave de Turingia, con el que tuvo tres hijos. Vivió de forma eminente los ideales evangélicos que promovían las nacientes órdenes mendicantes. Acogió a los primeros franciscanos en su llegada a Turingia (1225). Se dedicó asiduamente a la oración y a las obras de caridad. Modelo de esposa y madre, brilló por su austeridad, generosidad y entrega al cuidado de los pobres y de los enfermos. A la muerte de su esposo en la VI Cruzada (1227), dejó la corte, se trasladó a Marburgo, abrazó voluntariamente la pobreza y fundó un hospital dedicado a San Francisco, en el que ella personalmente servía a los enfermos más desgraciados. Tempranamente se apagó su vida en Marburgo, el 17 de noviembre de 1231. Es patrona de la Tercera Orden Franciscana y son muchas las congregaciones religiosas dedicadas a la caridad que llevan su nombre.- Oración: Oh Dios, que concediste a santa Isabel de Hungría la gracia de reconocer y venerar en los pobres a tu Hijo Jesucristo, concédenos, por su intercesión, servir con amor infatigable a los humildes y a los atribulados. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

sábado, 14 de noviembre de 2015

¡ NO MATEN MÁS, POR DIOS !

Nos unimos en el dolor y en la oración con el pueblo francés.


viernes, 13 de noviembre de 2015

SAN DIEGO DE ALCALA

SAN DIEGO DE ALCALÁ. [Murió el 12 de noviembre y los franciscanos celebran su memoria el 13 del mimo mes]. Nació en San Nicolás del Puerto (Sevilla) hacia 1400, de familia humilde. Muy joven abrazó la vida eremítica en la serranía de Córdoba, entregándose a la oración y al trabajo. A la edad de 30 años ingresó en la Orden franciscana como hermano laico; era analfabeto y se dedicó a los oficios más humildes como hortelano, enfermero, portero. Residió en varios conventos de su Provincia, promoviendo con su ejemplo el movimiento de la observancia. En 1441 partió como misionero a las islas Canarias, donde evangelizó, enseñó a cultivar la tierra y defendió los derechos de los nativos; lo nombraron superior del convento de Fuerteventura, pero se vio abrumado de dificultades. En 1450 se trasladó a Roma, donde atendió a apestados, a pobres y enfermos, curando con su oración a muchos. Pasó sus últimos años en Alcalá de Henares (Madrid), edificando a todos con su santidad y sabiduría evangélica. También es famoso por los milagros que Dios obró por su medio. Murió en Alcalá el 12 de noviembre de 1463.- Oración: Dios omnipotente, que derribas del trono a los poderosos y enalteces a los humildes, concédenos imitar la humildad de san Diego de Alcalá, para hacernos partícipes de su gloria en el cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


lunes, 2 de noviembre de 2015

Conmemoración de los fieles difuntos

DÍA 2 DE NOVIEMBRE

.
CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS. La Iglesia, después de celebrar ayer la fiesta de todos sus hijos bienaventurados ya en el cielo, se interesa hoy ante el Señor en favor de las almas de todos cuantos nos precedieron en el signo de la fe y duermen en la esperanza de la resurrección, para que, purificados de toda mancha de pecado, puedan gozar de la felicidad eterna. Celebramos, pues, la victoria de Cristo, y de nosotros con Él, sobre la muerte. Y hacemos memoria de cuantos, habiendo compartido ya la muerte de Jesucristo, están llamados a compartir también con Él la gloria de la resurrección. El primer prefacio de difuntos nos enseña que «en Cristo brilla la esperanza de nuestra feliz resurrección; y así, aunque la certeza de morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad; porque la vida de los que creemos en el Señor, no termina, se transforma; y, al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión eterna en el cielo». Mientras nosotros pedimos por los difuntos, ellos interceden por nosotros.- Oración: Escucha, Señor, nuestras súplicas para que, al confesar la resurrección de Jesucristo, tu Hijo, se afiance también nuestra esperanza de que todos tus hijos resucitarán. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.- O bien: Oh Dios, gloria de los fieles y vida de los justos, nosotros los redimidos por la muerte y resurrección de tu Hijo, te pedimos que acojas con bondad a tus siervos difuntos, y pues creyeron en la resurrección futura, merezcan alcanzar los gozos de la eterna bienaventuranza. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.- O bien: Oh Dios, que resucitaste a tu Hijo para que, venciendo la muerte, entrara en tu reino, concede a tus siervos difuntos que, superada su condición mortal, puedan contemplarte para siempre como su Creador y Salvador. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

Ntra.Sra.de la Enseñanza MATER VERITATIS

Patrona de los estudiantes y de los profesores, pasa la imagen a tus conocidos.






Todos los Santos











DÍA 1 DE NOVIEMBRE

.
TODOS LOS SANTOS. La Iglesia celebra esta solemnidad en honor de todos los santos, o sea, de todos los fieles que murieron en Cristo y con Él han sido ya glorificados en el cielo. Esta fiesta nos recuerda, pues, los méritos de todos los cristianos, de cualquier lengua, raza, condición y nación, que están ya en la casa del Padre, aunque no hayan sido canonizados ni beatificados; nos invita a pedirles su ayuda e intercesión ante el Señor; y nos estimula a seguir su ejemplo, múltiple y variado, en nuestra vida cristiana.- Oración: Dios todopoderoso y eterno, que nos has otorgado celebrar en una misma fiesta los méritos de todos los santos, concédenos, por esta multitud de intercesores, la deseada abundancia de tu misericordia y tu perdón. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


salió malherido, y murió envenenado en el hospital de Mukacevo el 27 de octubre de 1947.
PARA TENER EL ESPÍRITU DE ORACIÓN Y DEVOCIÓN
Pensamiento bíblico:
Del Apocalipsis: «Vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de todas las naciones, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y gritan con voz potente: "¡La victoria es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!". Y todos los ángeles que estaban de pie alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro vivientes cayeron rostro a tierra ante el trono, y adoraron a Dios, diciendo: "Amén. La alabanza y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y el poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos. Amén"» (Ap 7,9-12).
Pensamiento franciscano:
Plegaria de San Francisco: «A la gloriosa madre, la beatísima María siempre Virgen, a los bienaventurados Miguel, Gabriel y Rafael, y a todos los coros celestiales, a los bienaventurados Juan Bautista, Juan Evangelista, Pedro, Pablo, y a los bienaventurados patriarcas, profetas, inocentes, apóstoles, evangelistas, mártires, confesores, vírgenes, y a todos los santos que fueron y que serán y que son, humildemente les suplicamos por tu amor que te den gracias como te place, a ti, sumo y verdadero Dios, eterno y vivo, con tu Hijo carísimo, nuestro Señor Jesucristo, y el Espíritu Santo Paráclito, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya» (cf. 1 R 23,6).
Orar con la Iglesia:
Invoquemos con alegría a Dios, corona de todos los santos, y digámosle: Sálvanos, Señor, por la intercesión de los santos.
-Dios sapientísimo, que por medio de Cristo has constituido a los apóstoles fundamento de tu Iglesia, conserva a tus fieles en la doctrina que ellos enseñaron.
-Tú que has dado a los mártires la fortaleza del testimonio, hasta derramar su sangre, haz de los cristianos testigos fieles de tu Hijo.
-Tú que has dado a las santas vírgenes el don insigne de imitar a Cristo virgen, haznos comprender la virginidad a ti consagrada como una señal particular de los bienes celestiales.
-Tú que manifiestas en todos los santos tu presencia, tu rostro, tu palabra y tu amor, otorga a tus fieles sentirse cada vez más cerca de ti por su imitación.
Oración: Concédenos, Dios Padre nuestro, la protección de todos los santos, a fin de que, por su intercesión, obtengamos los dones de tu amor que te pedimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
* * *
SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS
Benedicto XVI, Ángelus del día 1 de noviembre de 2008
Queridos hermanos y hermanas:
Celebramos hoy con gran alegría la fiesta de Todos los Santos. Al visitar un jardín botánico, nos sorprende la variedad de plantas y flores, y resulta natural pensar en la fantasía del Creador, que ha transformado la tierra en un maravilloso jardín. Experimentamos un sentimiento análogo cuando consideramos el espectáculo de la santidad: el mundo se nos presenta como un «jardín», donde el Espíritu de Dios ha suscitado con admirable fantasía una multitud de santos y santas, de toda edad y condición social, de toda lengua, pueblo y cultura.
Cada uno es diferente del otro, con la singularidad de la propia personalidad humana y del propio carisma espiritual. Pero todos llevan grabado el «sello» de Jesús (cf. Ap 7,3), es decir, la huella de su amor, testimoniado a través de la cruz. Todos viven felices, en una fiesta sin fin, pero, como Jesús, conquistaron esta meta pasando por fatigas y pruebas (cf. Ap 7,14), afrontando cada uno su parte de sacrificio para participar en la gloria de la resurrección.
La solemnidad de Todos los Santos se fue consolidando durante el primer milenio cristiano como celebración colectiva de los mártires. En el año 609, en Roma, el Papa Bonifacio IV consagró el Panteón, dedicándolo a la Virgen María y a todos los mártires. Por lo demás, podemos entender este martirio en sentido amplio, es decir, como amor a Cristo sin reservas, amor que se expresa en la entrega total de sí a Dios y a los hermanos. Esta meta espiritual, a la que tienden todos los bautizados, se alcanza siguiendo el camino de las «bienaventuranzas» evangélicas, que la liturgia nos indica en la solemnidad de hoy (Mt 5,1-12). Es el mismo camino trazado por Jesús y que los santos y santas se han esforzado por recorrer, aun conscientes de sus límites humanos.
En su existencia terrena han sido pobres de espíritu, han sentido dolor por los pecados, han sido mansos, han tenido hambre y sed de justicia, han sido misericordiosos, limpios de corazón, han trabajado por la paz y han sido perseguidos por causa de la justicia. Y Dios los ha hecho partícipes de su misma felicidad: la gustaron anticipadamente en este mundo y, en el más allá, gozan de ella en plenitud. Ahora han sido consolados, han heredado la tierra, han sido saciados, perdonados, ven a Dios, de quien son hijos. En una palabra: «de ellos es el reino de los cielos».
En este día sentimos que se reaviva en nosotros la atracción hacia el cielo, que nos impulsa a apresurar el paso de nuestra peregrinación terrena. Sentimos que se enciende en nuestro corazón el deseo de unirnos para siempre a la familia de los santos, de la que ya ahora tenemos la gracia de formar parte. Como dice un célebre canto espiritual: «Cuando venga la multitud de tus santos, oh Señor, ¡cómo quisiera estar entre ellos!».
Que esta hermosa aspiración anime a todos los cristianos y les ayude a superar todas las dificultades, todos los temores, todas las tribulaciones. Queridos amigos, pongamos nuestra mano en la mano materna de María, Reina de todos los santos, y dejémonos guiar por ella hacia la patria celestial, en compañía de los espíritus bienaventurados «de toda nación, pueblo y lengua» (Ap 7,9). Y unamos ya en la oración el recuerdo de nuestros queridos difuntos, a quienes mañana conmemoraremos.
[Después del Ángelus] Dirijo mi más cordial bienvenida a los peregrinos de lengua española. La fiesta de Todos los Santos nos invita a considerar con alegría y gratitud al Señor la llamada a la santidad recibida en el sacramento del bautismo. Siguiendo el ejemplo de los santos y contando con su constante intercesión podremos avanzar con esperanza y humildad en nuestro camino de perfección cristiana.
* * *
APRESURÉMONOS HACIA LOS HERMANOS
QUE NOS ESPERAN

San Bernardo, Sermón 2
¿De qué sirven a los santos nuestras alabanzas, nuestra glorificación, esta misma solemnidad que celebramos? ¿De qué les sirven los honores terrenos, si reciben del Padre celestial los honores que les había prometido verazmente el Hijo? ¿De qué les sirven nuestros elogios? Los santos no necesitan de nuestros honores, ni les añade nada nuestra devoción. Es que la veneración de su memoria redunda en provecho nuestro, no suyo. Por lo que a mí respecta, confieso que, al pensar en ellos, se enciende mí un fuerte deseo.
El primer deseo que promueve o aumenta en nosotros el recuerdo de los santos es el de gozar de su compañía, tan deseable, y de llegar a ser conciudadanos y compañeros de los espíritus bienaventurados, de convivir con la asamblea de los patriarcas, con el grupo de los profetas, con el senado de los apóstoles, con el ejército incontable de los mártires, con la asociación de los confesores, con el coro de las vírgenes, para resumir, el de asociarnos y alegrarnos juntos en la comunión de todos los santos. Nos espera la Iglesia de los primogénitos, y nosotros permanecemos indiferentes; desean los santos nuestra compañía, y nosotros no hacemos caso; nos esperan los justos, y nosotros no prestamos atención.
Despertémonos, por fin, hermanos; resucitemos con Cristo, busquemos los bienes de arriba, pongamos nuestro corazón en los bienes del cielo. Deseemos a los que nos desean, apresurémonos hacia los que nos esperan, entremos a su presencia con el deseo de nuestra alma. Hemos de desear no sólo la compañía, sino también la felicidad de que gozan los santos, ambicionando ansiosamente la gloria que poseen aquellos cuya presencia deseamos. Y esta ambición no es mala, ni incluye peligro alguno el anhelo de compartir su gloria.
El segundo deseo que enciende en nosotros la conmemoración de los santos es que, como a ellos, también a nosotros se nos manifieste Cristo, que es nuestra vida, y que nos manifestemos también nosotros con él, revestidos de gloria. Entretanto, aquel que es nuestra cabeza se nos representa no tal como es, sino tal como se hizo por nosotros, no coronado de gloria, sino rodeado de las espinas de nuestros pecados. Teniendo a aquel que es nuestra cabeza coronado de espinas, nosotros, miembros suyos, debemos avergonzarnos de nuestros refinamientos y de buscar cualquier púrpura que sea de honor y no de irrisión. Llegará un día en que vendrá Cristo, y entonces ya no se anunciará su muerte, para recordarnos que también nosotros estamos muertos y nuestra vida está oculta con él. Se manifestará la cabeza gloriosa y, junto con él, brillarán glorificados sus miembros, cuando transfigurará nuestro pobre cuerpo en un cuerpo glorioso semejante a la cabeza, que es él.
Deseemos, pues, esta gloria con un afán seguro y total. Mas, para que nos sea permitido esperar esta gloria y aspirar a tan gran felicidad, debemos desear también, en gran manera, la intercesión de los santos, para que ella nos obtenga lo que supera nuestras fuerzas.
* * *
LA VÍA SERÁFICA DE LA ESPIRITUALIDAD FRANCISCANA
por Lázaro Iriarte, OFMCap
«Tú eres amor, caridad»; así se expresa Francisco en las Alabanzas del Dios Altísimo y en la Paráfrasis del Padrenuestro. Esta noción de Dios, dada por san Juan, ha calado muy adentro en el ánimo del Poverello. Cuando quiere inculcar a los hermanos algo que lleva muy en el corazón lo hace en estos términos: «Suplico en la santa caridad, que es Dios». De forma similar lo dice en el testamento lírico para Clara y las hermanas: «os ruego por el grande Amor...».
Siente el reclamo del amor del Creador en toda manifestación de su bondad, en todo ser creado. Se mira a sí mismo como puro don de ese amor infinito, que lo convirtió sacándolo de los pecados, que le mostró la vía evangélica, le dio hermanos y lo llenó de su gracia... Por eso su piedad es una respuesta gozosa de puro amor. El amor es la atmósfera en que se mueve su contemplación, el sello de su piedad, la ley primera de la fraternidad y el mensaje fundamental que los hermanos menores han de llevar al mundo, como lo dejó escrito en el capítulo 23 de la primera Regla:
«Amemos todos con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente, con toda la fuerza y firmeza, con todo el entendimiento, con todas las energías, con todo el empeño, con todo el afecto, con todas las entrañas, con todos los deseos y anhelos, al Señor Dios, que a todos nosotros nos ha dado y nos da todo el cuerpo, toda el alma y toda la vida, que nos ha creado, nos ha redimido y, por sola su misericordia, nos salvará, que nos ha hecho y nos hace todo bien...» (1 R 23,8).
Se estremecía con sólo oír mencionar el amor de Dios. «Súbitamente se excitaba, se conmovía, se inflamaba, como si al sonido de la voz exterior vibrasen las fibras interiores de su corazón... Y, lleno de afecto, decía: ¡Mucho se ha de amar el amor de quien tanto nos ha amado!». Meditaba y glosaba el primero y más grande mandamiento: Amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma...; y pedía poder «emplear todas sus energías y todos los sentidos del alma y del cuerpo exclusivamente al servicio del amor de Dios, en amar al prójimo y en atraer a todos al amor del Señor» (ParPN 5). No sabía rehusar nada que se le pidiera por amor de Dios, y era arriesgado usar esta fórmula hablando con él (LP 90).
«Todo seráfico en ardor», definirá Dante a Francisco, aludiendo al distintivo que ya entonces se aplicaba a la familia franciscana: llamada a representar en la Iglesia la función que se atribuye a los serafines en el cielo de arder ante Dios en amor. Todo lo franciscano ha venido recibiendo el calificativo de seráfico.
Las oraciones personales del Poverello han vuelto a ser de actualidad. La inspiración eminentemente bíblica, fruto de la detenida contemplación de los misterios revelados, y la unción singular que las anima, sin ceder al sentimentalismo, les comunican perennidad. Te invito, hermano, a identificarte silenciosamente con algunas de ellas: el capítulo 23 de la Regla no bulada, la Paráfrasis del Padrenuestro, las Alabanzas del Dios Altísimo, el Saludo a la Virgen María... Detente, de modo especial, en el estribillo personalísimo que aparece hasta cinco veces: «Tú eres el bien, todo bien, sumo bien, fuente de todo bien...». Para quien vive, como Francisco, la opción de la pobreza radical, resulta particularmente grato descubrir en Dios el BIEN total, «toda nuestra riqueza a saciedad» (AlD 5).
De santa Clara no nos han llegado oraciones personales, pero sus escritos delatan la elevación y el ardor de sus contemplaciones amorosas, en especial de su amor esponsal a Cristo. En su pedagogía con las jóvenes formandas les enseñaba, ante todo, a «amar a Dios sobre todas las cosas» (Proc 10,2). Se veía a sí misma como un don del amor creador y santificador de Dios, un amor tiernamente materno. Las hermanas le oyeron alentar a su alma, antes de su muerte, con estas palabras: «Parte segura y en paz, al encuentro de aquel que te creó, te santificó y puso en ti al Espíritu Santo, y siempre ha tenido cuidado de ti como una madre del hijo que ama» (Proc 3,20).
[L. Iriarte, Ejercicios espirituales, Valencia 1998, pp. 83-85]

jueves, 29 de octubre de 2015

Día del franciscano seglar



Si quieres bajarte el cartel y el esquema de la vigilia, puesdes obtenerlos presionando en estos enlaces:



TAIZE en Valencia no te lo pierdas

ENCUENTRO EUROPEO DE TAIZÉ EN VALENCIA CON LOS FRANCISCANOS

Como franciscanos nos unimos a este acontecimiento eclesial de oración ecuménica. Los que quieran participar como GRUPO FRANCISCANO han de hacerlo rellenando los datos de la ficha de inscripción (ver más abajo). Cabe la posibilidad de encuentro del grupo en Valencia (en nuestro convento franciscano) el día 27 de diciembre por la tarde. Los inscritos recibiréis un comunicado con más información (lugar de alojamiento, ver el transporte, etc).
 LUGAR: En Valencia del 28 de diciembre de 2015 al 1 de enero de 2016.
DESTINATARIOS: Principalmente a jóvenes +18 años hasta 35 años.
VIAJE: Llegar a Valencia la mañana del 28 de diciembre, entre las 08:00 h y las 12:00 h. Y planificar la salida de Valencia el 1 de enero después de las 17:00 h.
ALOJAMIENTO: En familias o comunidades religiosas de Valencia y alrededores. También en salones parroquiales, colegios o polideportivos. Por ello, traer saco de dormir y esterilla blanda.
PARTICIPACIÓN EN LOS GASTOS: 55 € (para jóvenes hasta 35 años). Para mayores de 35 años, el precio es 85 €. Ya se indicará el modo de hacerlo.
PARA INSCRIBIRSE Y PARTICIPAR CON EL GRUPO FRANCISCANO DE LA PROVINCIA DE LA INMACULADA: antes del 28 de noviembre. 

Programa del encuentro

lunes 28 de diciembre de 2015

Por la mañana, llegada de los jóvenes a los diferentes lugares de acogida en el centro de Valencia. Cada participante recibirá el programa del encuentro, un ticket para el transporte público, un ticket para las comidas (que se distribuirán en el Jardín del Turia) y un mapa para llegar hasta la parroquia donde será acogido.
Durante toda la jornada se realizará la acogida en las parroquias y comunidades, donde los jóvenes serán enviados a las familias que los acogen.
Hacia las 16:00 se distribuirá un pic-nic en el Jardín del Turia.
19:00h Oración de la tarde en la Catedral y en las grandes carpas situadas en el Jardín del Turia.
Hacia las 21:00h regreso a las familias.

martes 29, miércoles 30 y jueves 31 de diciembre de 2015

08:30h Oración de la mañana en las parroquias de acogida, seguida de pequeños grupos de intercambio y encuentros con personas comprometidas en la vida de la iglesia, del barrio (visita a lugares de esperanza)
12:00h Distribución de la comida y el picnic para la cena (en el Jardín del Turia)
14:00h Oración del mediodía en la Catedral y en varias iglesias del centro de la ciudad.
16:00h En las iglesias y en diferentes lugares del centro de Valencia tendrá lugar los «Talleres » a elección de cada uno. Estos talleres tratarán temas sobre “la vida interior” y cuestiones de la sociedad actual, Europa, el arte…
19:00h Oración de la tarde en la Catedral y en las grandes carpas en el Jardín del Turia.
Hacia las 21:00h Regreso a las familias.
(El 31 de diciembre a las 23:00h en las parroquias de acogida, Oración por la Paz, seguida de la “fiesta de los pueblos”. Hacia las 2:00h regreso a las familias.)

Viernes 1 de enero de 2016

Por la mañana, participación en las celebraciones de las parroquias de acogida, después comida con las familias de acogida.
A partir de las 17:00h salida de los autobuses desde diferentes lugares en el centro de Valencia.

domingo, 11 de octubre de 2015

Concierto


Mañana domingo 11 de  Octubre a las 18:00 tendremos el concierto de Maite López en el Teatro de la Paz.

Teresa, alma de fuego, es el titulo del último trabajo discográfico de Maite Lopez. Es fruto de la oración, la lectura y el acercamiento a Santa Teresa de Jesús.

Las entradas las podrás comprar directamente allí y su precio es de 2€ para jóvenes y 3€ para adultos.

viernes, 9 de octubre de 2015

Más abajo os podeis bajar en pdf y formato word las hojas parroquiales del próximo domingo 11 de Octubre, del día del Pilar lunes 12 y de Santa Teresa, pinchando en el link, podéis leerlas o imprimirlas, desde esta misma página pinchando en cada hoja que os dejo en formato JPG.

Os deseo un buen puente de Octubre, y que dejéis sitio, para orar y reflexionar, con los documentos que nos porpone el Padre José Arenas-OFM







HOJA PARROQUIAL DEL DOMINGO 11 DE OCTUBRE, en JPG, para leer o imprimir directamente.





HOJA FESTIVIDAD DEL PILAR 12 DE OCTUBRE, en JPG, para leer o imprimir directamente.







martes, 6 de octubre de 2015

SAN FRANCISCO 2015

A las 20h. se celebró en nuestra parroquia la festividad de San Francisco, presidida por Mons,.Ciriaco Benavente Mateos y concelebrada por los Padres Fr.José Arenas Sabán, Fr.Victor Díez Marina y Fr.Mezquita, el diácono Fr. Francisco y Fray Ruben,  junto con dos sacerdotes diocesanos.

La Orden Franciscana Seglar fue la encargada de las lecturas, además es de reseñar que la tienda que tradicionalmente se abre durante la novena para la venta de recuerdos franciscanos y de plantas, recogió más de 70kg. de azúcar, arroz y aceite, que han sido entregados a los inmigrantes africanos, que viven en el Pasico, recordamos, que la fraternidad de Albacete, durante todo el año suministra el pan semanal y alimentos, tratando de paliar las necesidades de los treinta moradores de la casa y que gracias a la providencia del Señor y a los donativos de colaboradores y voluntarios, permite que la despensa de estos hermanos no esté vacía.


Reseñamos la presencia miembros del Colegio de Veterinarios de Albacete, cuyo patrón es San Francisco y de nuestras hermanas Franciscanas de la Natividad.

El Coro de la parroquia acompaño, la celebración y tras la misma, se celebró una cena compartida.

Podéis ver fotos, presionando en  link subrayado.

https://photos.google.com/album/AF1QipNUaTr1GReLAvl1bR-bDzdemfOFWrC1sm_1VS_L




https://photos.google.com/album/AF1QipP-ksfE0gCcGUKKPCw67py8MzDxRShYJf5Lf_PB


https://photos.google.com/album/AF1QipNFsMf6VVY81myJZidzyWdDwUkbyc3mY-KB3zEN

domingo, 28 de junio de 2015

CRECE EN VILLARROBLEDO CON 8 NUEVOS MIEMBROS

LA ORDEN FRANCISCANA SEGLAR

CRECE EN VILLARROBLEDO CON 8 NUEVOS MIEMBROS

          El domingo 21 de junio del presente año 2015,  las 6 de la tarde, hemos tenido la gran alegría de celebrar en nuestra iglesia conventual una solemne eucaristía, en el marco de la cual han hecho la profesión 8 nuevos hermanos y hermanas en la OFS:

Karol IAKAB, Manuel Lozano Roldán, José Antonio Pastor, Mª Inés Martinez Vargas, Isabel Espinar, Higinio Martinez Lozano, Ascension Fernandez Martinez, M. Carmen Mateo Vila.

En la imagen los 8 nuevos hermanos.
          El crecimiento y vitalidad en el pueblo de Villarrobledo de la Tercera Orden de San Francisco es palpable. El 17 de mayo del pasado año, 8 miembros también hicieron su profesión en esta fraternidad. Se publicó la reseña en nestro blog.


http://clarisas-villarrobledo.blogspot.com.es/search/label/11.%204%C2%BA%20Centenario%20del%20convento

La Eucaristía ha sido presidida por el P. Ángel Nicolás (OFM), y concelebrada por dos sacerdotes, D. Dieu Doné (de la parroquia de San Sebastián) y D. José Antonio Navarro, párroco del vecino pueblo de Munera.


La Ministra de la Orden acoge en la fraternidad al nuevo hermano después de haber realizado su Profesión.

En la homilía el Padre Ángel Nicolás entre otras cosas dijo:
“Es necesario aprender a ser en el mundo no del mundo. Vivir dándole lo que la levadura a la masa, viviendo el Evangelio en lo normal y en lo cotidiano. Pidiendo por el mundo y haciéndolo más de Dios. El mundo no nos puede absorber, asfixiar ni ahogar. Debemos de ser testigos de Cristo al estilo de Francisco que siendo un hombre pobrecillo, sencillo, insignificante, renovó la Iglesia y con la ayuda de Dios hizo maravillas.
Con la  libertad, decisión, entrega y capacidad de donarse que todo hombre posee, debemos ayudar al mundo a ser más de Dios”.

Foto de familia en nuestra iglesia con el P.Ángel Nicolás, D. José Antonio, Párroco de Munera, Gerardo, Viceministro de Zona y Adoración, la Ministra de la Fraternidad

Los cantos, muy acordes para la ocasión, corrieron a cargo del coro de nuestra comunidad. 
Una vez terminada la ceremonia, fuimos al locutorio para celebrarlo, compartiendo un ágape en un bonito clima de alegría y fraternidad con la presencia de las tres órdenes franciscanas.